Depresión y alcohol, lo que debes saber.

Las personas que tienen problemas con el consumo de alcohol, suelen tener también asociados otros trastornos psicológicos que empeoran la situación de abuso, y dificultan aun más la posibilidad de terminar con su adicción.

Trastornos como la depresión y la ansiedad, son  las patologías mas comunes que suelen aparecer junto con el abuso de sustancias.

 

La depresión, es uno de los trastornos mas comunes por las que se demanda asistencia psicológica en consulta. A nivel general, las razones mas recurrentes que manifiestan las personas que lo padecen, y que les hace dar el paso de acudir a consulta con un  psicólogo especialista en alcoholismo son: que no se sienten ellos mismos, que sienten que ha cambiado la forma de percibir su realidad, que no disfrutan las cosas como lo hacían antes, etc…

Durante el padecimiento de depresión, se van a producir modificaciones en la percepción que la persona tiene sobre si mismo, sobre los demás y sobre su presente y futuro. Todas estas alteraciones repercuten en sus emociones, en sus conductas y reacciones, y son percibidos tanto por las personas que los están padeciendo como por sus allegados. Los cambios, se van a ver reflejados a nivel físico, en su aspecto y autocuidado, en la forma que tiene de relacionarse con sus cercanos, e incluso en la manera de enfrentar sus problemas.

Debido a estos cambios, puede ocurrir que las personas busquen en el alcohol alcanzar un estado de deshinibición y relajación, ya que al inicio, puede que provoque una falsa sensación de disipación de los síntomas de depresión. Conforme las dosis son mayores o el consumo de hace regular, se irá produciendo un deterioro físico y psíquico cada vez mayor.

 

Depresión y consumo de alcohol ¡CUIDADO!

De forma muy frecuente, las personas con dependencia al alcohol pueden sufrir cuadros de depresión intensos, ya que puede ocurrir, que en el consumo de alcohol, se espere encontrar un alivio al malestar emocional que posee y eso puede suceder al inicio de la ingesta de dicha sustancia, pero ¿qué ocurre después?

El alcohol es un inhibidor que puede permitir a la persona desconectarse temporalmente de pensamientos negativos, preocupaciones o sensación de malestar. Pero al contrario de lo que podemos pensar, esta sustancia es un depresor, por lo que lo mas probable es que el estado depresivo empeore y se haga mas intenso con forme pasa el tiempo.

Al inicio de la ingesta de alcohol, prevalece un estado de desconexión por lo que puede facilitar que los síntomas depresivos se disipen pero esto solo es temporal. La realidad es muy diferente, el alcohol es un potente depresor por lo que ocurre es que el estado depresivo empeora.

depresión

 

Síntomas de la depresión:

Uno de los síntomas más predominante de la depresión es el estado de ánimo triste, que también se puede manifestar en forma de irritabilidad, nerviosismo, e incluso sensación de vacío.

Con depresión, prevalece una sensación constante de apatía, es decir, es constante una sensación de no tener ganas de hacer nada, y cuando consiguen hacer algo, no se alcanza disfrutar de ello.

También es frecuente los cambios en el sueño, por un lado, en un estado depresivo el sueño no es reparador, se producen despertares constantes a lo largo de la noche y permanece la sensación de cansancio. Además, cuando hay consumo de alcohol, se incrementan estos factores porque hace que la conciliación del sueño sea mas difícil y el descanso no sea completo.

En definitiva, ¿Qué debemos hacer si detectamos que podemos estar padeciendo depresión?

Cuando nos encontramos ante un caso en que existe consumo de sustancias además de un trastorno depresivo, hay que establecer un orden de prioridad, en el que en primer lugar estará el abandono de consumo de alcohol.

No es posible comenzar un tratamiento para la depresión si se está abusando de la bebida.

El abuso de alcohol, puede afectar a la predisposición que se necesita para poner en marcha las estrategias que facilitan el cambio. Consumir alcohol, no solo no combate los síntomas de depresión sino que puede inducir que estos se hagan aun mas intensos y se agraven.

Por lo que el primer paso para poder poner una solución tanto al problema de abuso de alcohol, como a la depresión, es pedir ayuda a profesionales especializados.

 

 

Post más recientes...