Síndrome del impostor. Cuando infravaloramos nuestros propios logros.

sindrome del impostor que es

¿Te has visto alguna vez en una situación en la que, a pesar de haber trabajado mucho para llegar donde estás, sientes que no eres merecedor de tal logro? A este fenómeno se le conoce como síndrome del impostor.

» Una carrera profesional exitosa, logros académicos, elogios y, a pesar de todo, sigues pensando que todo se debe a una serie de golpes de buena suerte, que pueden desaparecer en cualquier momento.» 

 

1.- ¿ Que es el síndrome del impostor?

El síndrome del impostor, como recién se ha mencionado, es el fenómeno psicológico en el que una persona no se ve capaz de interiorizar sus propios logros y siente preocupación o miedo de que le identifiquen como un fraude. No se considera una enfermedad mental ni trastorno, pero este fenómeno ha recibido un gran interés, y ha sido muy investigado.

Éste termino fue creado en 1978 por las psicólogas Suzanne Imes y Pauline Clance, que describían este fenómeno en un artículo en el que estudiaron como mujeres con altos cargos ejecutivos, a pesar de haber alcanzado tal logro, mostraban una alta desconfianza en si mismas y consideraban que su éxito era producto de la suerte.

Dentro de las personas que vivencian así sus éxitos, se pueden distinguir entre 5 tipos de «impostores»:

  1. Perfeccionista: Conseguir un determinado logro o la sensación de éxito no suele ser suficiente para estas personas ya que, al ponerse metas tan altas, sienten que siempre podrían haberlo hecho mejor.
  2. Experto: Este subtipo de «impostores» son personas que, piensan que han sido deshonestas en el proceso para llegar donde están, y que tarde o temprano serán descubiertos.
  3. Super-humano: Estas personas consideras que no son auténticos profesionales dentro de un grupo que si lo son, y por lo tanto, para compensarlo, trabajan mucho más que el resto de compañeros, dejando así descuidados otros aspectos importantes de su vida.
  4. Individualista: Son personas que rechazan cualquier tipo de ayuda, ya que en caso de pedir ayuda o aceptarla, estarían demostrando que no son lo suficiente validos, y se descubrirían como fraudes.
  5. Genios naturales: Son personas que juzgan el éxito en función de las capacidades y no del esfuerzo. Por lo tanto, si tienen que esforzarse para conseguir algo, se consideran un fraude.

 

2.- ¿Cómo afecta la autoestima al reconocimiento de logros?

 

Cuando se investiga acerca de las posibles causas de este fenómeno que describimos, parece que puede tener relación con experiencias previas vividas que hagan que aumente la inseguridad en uno mismo, como puede ser haber vivido muchas comparaciones con hermanos o incluso amigos.

Estas experiencias vividas, pueden dañar la autoestima de la persona, facilitando que se muestren problemas a la hora de reconocer nuestros propios logros. Esto impide que se valoren las competencias de manera objetiva, ya que se tiende a estimar las propias capacidades a la baja, dando lugar a este fenómeno que estamos explicando.

Además, esta dificultad para reconocer los logros propios, perpetuaría este circulo vicioso entre la baja autoestima y el síndrome del impostor, ya que para construir una autoestima positiva, resulta necesario el reconocimiento de pequeños logros que se vayan consiguiendo.

El Síndrome del Impostor/a. - Grupo Humact

3.- ¿ Cómo evitar que esto ocurra?

Con el fin de evitar que este fenómeno tenga lugar, o de ponerle fin a estos pensamientos que actúan en nuestra contra, a continuación facilitaremos varios consejos para combatir el síndrome del impostor:

  • Aceptación: Si escuchas esa vocecilla interna que te dice que no merece eso por lo que tanto te has esforzado, es bastante probable que estés viviendo lo que se conoce como síndrome del impostor. Con el fin de mejorar esto, resulta necesario ser capaz de identificarlo.
  • Háblate en  positivo: El desarrollo de un auto-diálogo positivo, resultará clave para el desarrollo de una autoestima positiva, y por lo tanto para combatir el síndrome del impostor.
  • Identifica tus éxitos: Mantén a mano una lista con todos los logros que has ido cumpliendo por pequeño que sean. Para esto, marcarse objetivos que sean fácilmente medibles de manera objetiva será de gran importancia.
  • Abraza al fracaso: La perfección no existe, por lo tanto deja de buscarla. Cometer errores es algo tan natural como necesario, ya que serán necesarios para poder aprender que se puede mejorar la próxima vez que se quiera hacer algo.
  • Da el primer paso!: Es muy común que si te sientes un «impostor», no estés preparado para seguir avanzando hacia donde quieres llegar ya que infravaloras tus capacidades, así que no lo sigas pensando, si sabes hacia donde quieres ir, adelante.
  • Cuidado con compararte: Las comparaciones son muy peligrosas ya que siempre que te compares con alguien de  mayor éxito que tu, ese sentimiento de ser un fraude, seguirá aumentando.
  • Pide ayuda: Si estos pensamiento te generan mucho malestar y te complican el día a día, no dudes en pedir ayuda a profesionales, muchas veces, una guía para obtener las herramientas que necesitas, supondrán un cambio total en la manera de relacionarte contigo mismo.

Por eso es tan importante aprender a vivir en el presente, para valorar cada uno de nuestros logros y así poder seguir avanzando.

Post más recientes...